¿Se puede aprender a tocar un instrumento de adulto?

¿Se puede aprender a tocar un instrumento de adulto?

Esta es el interrogante que me hacía una y otra vez, persuadido de que no era posible, harto ya de oír que si tal músico tocaba ya con cuatro años, que si la capacidad de aprender y instruir el oído se marcha perdiendo, que si la flexibilidad de los dedos…

Y de este modo era, lo tenía asumido: “la música hay que empezarla de pequeños. ocho años como mucho sino más bien ya antes.” Cuando menos eso es lo que señala el plan de estudios de España. Con lo que debido a que mis progenitores no pensaron en apuntarme en un conservatorio de pequeño ya estaba sentenciado a no tocar un instrumento.

Con lo que me limitaba a tocar por mi cuenta instrumentos de percusión: bongos, darbuka, djembé, cajón flamenco, … Mas apreciaba que deseaba más (*), ¡deseaba poder expresar mis sentimientos mediante la música!

Fue ya en el momento en que acabé los estudios y me asenté como trabajador estable cuando volvió el gusanillo: “¿voy a poder aprender? No, claro, que tontería, ya soy mayor, eso no ya es para mí.”

Es entonces cuando en un viaje a Praga, una urbe preciosa donde no te fatigas de caminar y llena de música en vivo, vi al siguiente cuarteto tocar algo que de forma vaga reconocía como chelo y cuyo sonido no identificaba en lo más mínimo, estaba habituado a meditar que todo cuanto sonase de esta manera era un violín.

Y desde ahí reventaron las ganas de aprender: buscas en Google sobre el instrumento, sobre si era posible aprender, posibilidades de academias, maestro particular, … Me proponía si ese sería mi instrumento, quedaba un tanto pedante, con lo que escuchaba música para chelo, hallé un conjunto de música llamado Apocalyptica que tocaba el violonchelo como un conjunto de rock, … Y en dependencia de qué mirara me animaba o bien desalentaba más todavía pues “es que era demasiado mayor”.

Después pensé: “para ser tenista profesional hay que comenzar de pequeño mas, ¿desea decir eso que no puedo aprender a jugar al tenis e inclusive jugar bien si comienzo ahora?”. Pregunté a profesores de conservatorio (sobre el violonchelo, no sobre el tenis :P) y me afirmaban que adelante…

De esta manera que… Me lancé… Mas debía ser todo o bien nada: adquirir instrumento y abonar los estudios.

Pensaba en buscar un maestro particular puesto que era mayor para conservatorios (prácticamente imposible entrar con diez años, no afirmemos con 30…) mas en una de las buscas hallé una academia privada (**) donde, aun, podías cursar los estudios oficialmente… Y de esta manera fue como comenzó todo y ¡en un par de años estaba ya aprendiendo piezas de cuarto de grado elemental!.

Eso sí, cuando comencé a estudiar escuché una y otra vez eso de:

Yo – Aprendo a tocar el violonchelo.
Mengano – ¿El violonchelo? ¿Eso que es mu grande?
Yo – No, eso es el violón, el violonchelo es más pequeño, se toca sentado.
Mengano – No te pega…
Mas bueno, si algo tiene ser mayor es que quedó atrás la falta de seguridad adolescente y soporta uno mejor las críticas 🙂

Si lees esto procurando decidir si estudiar o bien no: ánimo, se puede. ¿Desea decir eso que es exactamente lo mismo que estudiar musica de pequeño en una escuela de musica en capital federal? Desde luego que no, existen ventajas y también inconvenientes:

Inconvenientes (ya los sabes)
Tienes menos tiempo para estudiar que cuando eres pequeño.
Tienes vicios posturales en el momento de sentarte e inclusive emplear las manos.
Menos capacidad de aprendizaje “inconsciente” como, por servirnos de un ejemplo, instruir el oído.
Ventajas (sí, sí, las hay)
Debido a las experiencias que has vivido sientes la música. Es más simple que interpretes las obras no sencillamente que las reproduzcas tal y como si de un CD se tratase.
No estudias obligado, es lo que quieres. ¿Cuántos pequeños abandonan al finalizar grado elemental?
Te resulta considerablemente más simple aprender los conceptos teóricos.
Para finalizar aconsejo leer en la página web deviolines.com dónde CHUSMAN se preguntaba lo mismo: ¿Soy demasiado mayor para aprender a tocar el violín?. Ese blog post fue el que me impulsó a crear este.

Y a vosotros, ¿Os ha pasado lo mismo? Mira en los comentarios y vas a ver que no eres el único.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *