Las 5 técnicas SEO que uso para el posicionamiento web de mi blog

Las 5 técnicas SEO que uso para el posicionamiento web de mi blog

Como ya afirmamos en este blog post de esta serie, el posicionamiento SEO en marketing digital es una de esas cosas donde en ocasiones no ves el bosque de tanto árbol.

De la misma manera que acostumbra a suceder en otras ocasiones, asimismo en el tema del posicionamiento web en buscadores de un weblog las cosas pueden ser considerablemente más fáciles si se sabe de qué forma facilitarlas para ir a la esencia del inconveniente.

Para esto, nada mejor que un ejercicio práctico y real de de qué forma hacerlo.

Conque eso es de lo que trata el blog post de el día de hoy.

Vamos a ver cuáles son las técnicas posicionamiento SEO que aplicamos en Ciudadano dos.0 y, si cabe, más esencial aún: cuál es el proceso que proseguimos en el momento de escribir un blog post para conseguir un buen posicionamiento SEO del mismo.

cinco Técnicas posicionamiento SEO para tener hechos tus deberes de posicionamiento en buscadores

Verás que son técnicas muy simples y que, pese a ello, totalmente desatinadas no han de estar pues en año y medio ya hemos conseguido decenas y decenas de miles y miles de visitas por mes en el weblog.
Estas técnicas para el posicionamiento (o bien posicionamiento web en buscadores) en Google, en tanto que es el buscador dominante y prácticamente un monopolio en el campo hispanoparlante en el que el por ciento de otros motores de búsqueda es prácticamente nulo.
herramienta seo google
Ya antes de cada artículo, proseguimos los próximos cinco pasos para cuidar el posicionamiento web del contenido y, pese a lo que puede parecer, es un proceso que por norma general no tarda más de cinco o bien diez minutos.

1. Centrar la temática y también identificar palabras clave
Cuando la idea para el artículo comienza a estar aproximadamente madura, toca dar con las palabras clave que describen de qué va el contenido del artículo en cuestión.

En mi caso, lo que suelo hacer es ir escribiéndolas en papel conforme se me ocurren. Y es que, en ciertas cosas, prosigo prefiriendo el planeta 1.0…

Procuro toda vez que la selección de las palabras clave prosiga las próximas pautas:

Que resulten “potentes”: Palabras clave que describan bien el tema, mas que absolutamente nadie emplea para buscar, no interesan.
Que sean naturales: No hay que llevar lo precedente a extremos absurdos que hagan que el contenido (en especial el título) quede “raro”, sino más bien sencillamente esmerarse un tanto en localizar las palabras convenientes.
Que sean congruentes en mis nichos: Carece de sentido que des en todos y cada blog post con las cojo-palabras si en todos y cada blog post tocas un nicho diferente. De esta forma no te marchas a posicionar jamás en ninguno. Se trata de centrarte y machacar los nichos temáticos en los que te quieras posicionar. Y eso significa machacar sus primordiales palabras clave.
Por ejemplo: en este blog post, las palabras clave más obvias son “SEO” y “blog”. Pese a lo obvio, al hacer el artículo no caí de primeras en que “posicionamiento web” era otra palabra clave interesante (en verdad, bien interesante como vamos a ver entonces).

Menos obvio resulta la palabra clave “técnicas”, mas es una palabra clave genérica bien interesante pues deja entrar realmente bien en nichos específicos (“5 técnicas de X”, “Las mejores técnicas para Y”, …)

En verdad, hubiera sido algo mejor charlar de “5 pasos” (por el hecho de que refleja un tanto mejor la naturaleza del proceso que se describe en este artículo) en lugar de “5 técnicas”.

Mas la combinación “técnicas SEO” se busca mucho más que la combinación “pasos SEO” (ahora vemos de qué manera saber esto), conque descarté esta última a favor de la primera.

Este caso es buen ejemplo de que no tiene por qué razón pasar nada por mudar palabras para optimar el posicionamiento web, no queda un título artificial ni “feo” por hacer este cambio.

Un consejo:
Dedícate periódicamente un tiempo a identificar palabras clave de tu(s) nicho(s) para las que te quieras posicionar. Haz una lista con ellas, por servirnos de un ejemplo, en un Excel.

Una buena compilación de palabras clave para tu nicho te ayudará mucho a que las cosas “fluyan” cuando debas dar con las palabras clave convenientes para un blog post, va a promover la congruencia en las palabras clave de tus contenidos y con esto asimismo ayudará mucho a posicionarte bien.

dos. Filtrado con una herramienta de palabras clave
Lo normal es que tenga bastante más palabras clave de las que puedo usar en las fases siguientes. Puedas usar tres o bien cuatro máximo y, no obstante, muy frecuentemente tengo más de diez aspirantes.

Con lo que toca filtrar y descartar.

Para ello empleaba una herramienta mágica que es la Herramienta de palabras clave de AdWords.

Lo que hacía es ver con esta herramienta cuantas buscas reciben estas palabras clave y sus combinaciones más relevantes. Además de esto, probada con algún homónimo para poder ver si consigo más buscas, etcétera

Mas en el momento en que me di cuenta de lo esencial que es conseguir posicionarte en los nichos que te resultan de interés, tomé la resolución de dar el salto al siguiente nivel y desde ese momento empleo una herramienta profesional que es SEMrush, considerada por muchos la mejor herramienta que existe en el mercado actualmente.

Con una herramienta de esta manera accedes sencillamente a otro nivel, puedes hacer cosas increíbles mucho alén de examinar nichos. Puedes hacer cosas como, por poner un ejemplo, irte a una web de tu competencia y descubrir cuáles son las palabras clave en las que se han intentado posicionar , exactamente en qué situaciones están, etcétera Ya solo esto es un hatajo increíble para hallar palabras clave buenas y justifica gastarse algo de dinero en esto.

Cuando examinar palabras clave con una buena herramienta salen cosas muy curiosas, por poner un ejemplo, en este artículo de Raquel, se había inclinado de forma intuitiva charlar de “sincronizar ficheros” cuando resulta que las palabras clave “sincronizar archivos” multiplican durante más de veinticinco el número de búsquedas…

¿Quién lo habría pensado? Yo habría apostado, si quizá, que sería del revés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *