La solución ideal para hernias discales: ozono y células madre

La solución ideal para hernias discales: ozono y células madre

El día de hoy vamos a abordar el tema de uno de los procedimientos más triunfantes que he desarrollado y que es una parte de nuestra terapia celular con células madre y exosomas. Les voy a contar de qué forma ha alterado el tratamiento de las hernias de disco o bien discales con mi técnica de ozonoterapia hernia discal conjuntada con células madre y exosomas.

El disco marcha como amortiguador de la columna y por esa razón recibe el impacto mediante los años de múltiples fuerzas y gastes a resultas de su incesante empleo. De ahí que, sus paredes o bien anillos pudiesen padecer una ruptura y crear una brecha. Por medio de esta se escapa la substancia gelatinosa que contiene el disco y que marcha como almohada entre los discos vertebrales. Este fenómeno recibe el nombre de hernia discal; y esta substancia es llamada núcleo pulposo y es exageradamente tóxica y también irritante para el nervio.

Durante más de doscientos años, las personas que padecían de estas hernias debían resignarse a vivir con un intenso dolor de espalda que irradia cara las piernas. En nuestros días, la cirugía solo es capaz de prosperar a cerca del cincuenta por ciento de los pacientes. No obstante, este procedimiento quirúrgico los expone a múltiples peligros (infecciones, daños a los nervios y deterioro de los tejidos que rodean los materiales que se implantan en nuestros días).Image result for doctor

La historia empezó hace veinte años, cuando comencé a interesarme por la ozonoterapia. El ozono (O3) es un gas inestable que puede generarse artificialmente a través de la oxidación del oxígeno (O2). Este gas es parte de la capa que nos resguarda de los rayos solares. Este gas se emplea en Italia, Suiza y España para disolver las hernias discales (esto es el núcleo pulposo que se halla entre las vértebras y se desplaza cara la raíz inquieta). Y esto se consigue por el alto carácter oxidante de este gas. Y, por otro lado, este no disuelve los tejidos normales, por el hecho de que se degrada en oxígeno, que es ventajoso para el organismo.

15 años atrás fui uno de los primeros médicos en usar esta fantástica técnica que no tiene efectos colaterales conocidos. Durante estos veinte años, he efectuado en torno a ocho con cero procedimientos con ozono intradiscal. Tal vez una proporción considerablemente mayor que la efectuada por cualquier médico en nuestro continente. No obstante, pese a la eficiencia del ozono para “disolver” la hernia discal, quedaba abierta la brecha del disco roto. Y esta complicación asimismo se genera en la cirugía de columna actual, como en el caso de la microdiscectomía y el tratamiento con rayos láser que fomentan ciertos institutos de la Florida.

No obstante, en paralelo a interesarme y trabajar con el ozono (O3) intradiscal empecé mi trabajo como vanguardista en la terapia regenerativa. En primera instancia, lo hice con células madre y, después, con exosomas. Y vi entonces la ocasión única que absolutamente nadie había visualizado ya antes (ni en este continente ni en la otra una parte del Océano Atlántico) y me di a la labor de conjuntar las dos técnicas.

Los resultados no se hicieron esperar: los pacientes comenzaron a prosperar inmediatamente. Y esta mejora se ha mantenido a lo largo del tiempo. Y esto reafirma nuestra teoría de que las células madre y los exosomas estimulan la regeneración celular y resuelven el ciclo de inflamación crónica y dolor lumbar.

Este procedimiento, del que soy renovador y promotor, nos dio estupendos resultados a lo largo del periodo de dos mil dieciocho a dos mil diecinueve. He tenido éxito en la sanación de más de quinientos casos de hernias o bien rupturas discales que, de otro modo, hubiesen terminado en cirugía. Y ninguno de estos casos ha presentado ningún efecto colateral o bien dificultades.

Si está padeciendo de hernia o bien ruptura discal, ahora sabe que hay una opción no quirúrgica; y que la entidad médica que puede sanarlo no está lejos de ni en otro país: habla su idioma y tiene sus raíces y está acá asistirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *