FASES DEL APRENDIZAJE

FASES DEL APRENDIZAJE

¡Buenísimas a todos! El día de hoy os traigo uno de esos artículos que, aunque en un comienzo pueden parecer que no guardan una relación directa con el canto, las clases de canto o una escuela de canto, tarde que temprano nos damos cuenta de el beneficio que supone aplicarlo a dicho campo. El tema de el día de hoy no es otro que las fases del aprendizaje. O bien, dicho de otra manera, esas etapas por las que pasamos cuando estamos procurando dominar una nueva disciplina. Ya antes de entrar en materia me agradaría resaltar la relevancia de tener una actitud abierta al aprendizaje en todo instante. Deseo dejar esto claro: absolutamente nadie aprenderá algo si está seguro de que no va a ser capaz de hacerlo. Aclarado este punto, empezaré a contar dichas fases poniendo por servirnos de un ejemplo a un joven al que afectuosamente llamaremos: el pequeño Timmy.

FASE 1: Ineptitud Inconsciente (No sé que no sé cantar). En esta fase se hallan todas y cada una aquellas personas que no son permites de todo cuanto precisan aprender si verdaderamente desean llegar a dominar una disciplina. Nuestro pequeño Timmy ignora su grado de maestría actual y acostumbra a meditar cosas como: “No lo hago tan mal..” o bien “Me defiendo bastante bien…” Desgraciadamente, y siento si esto ofende a alguno de mis lectores, esta es la fase en la que se hallan los cantantes de muchos de los conjuntos actuales que tanto escuchas por la radio.Resultado de imagen para cantante

FASE 2: Ineptitud Consciente (Sé que no sé cantar). El pequeño Timmy ya se ha apuntado a clases de canto y el maestro le ha explicado de qué manera marcha su instrumento y qué debe hacer para aprender a dominarlo. En esta fase es frecuente sentir la sensación de no ser capaz, de que todo es demasiado complicado. El pequeño Timmy se siente torpe y se frustra si no le salen las cosas a la primera. Desgraciadamente, muchos son los que no pasan de esta fase pero… ¿sabes qué? Afirman que las contrariedades son la manera que tiene la vida de separar a quienes de veras desean hacer algo de las que sencillamente afirman apreciar hacerlo.

FASE 3: Competencia Consciente (Sé que sé cantar). Al fin lo ha logrado. A pesar de que a veces se ha sentido inseguro, frustrado y torpe,  el pequeño Timmy ha seguido practicando y por último ha llegado el instante de acabar una sesión de canto con una sonrisa de satisfacción en el semblante. No obstante, a fin de que esta sensación se genere, el pequeño Timmy debe sostener una atención plena en el proceso, cualquier distracción por su lado acostumbra a representar el terminar metiendo la pata, bloqueando los abdominales, generando un sonido estridente, etcétera Es por tal razón que todavía debe seguir practicando.

FASE 4: Competencia inconsciente (No sé que sé cantar). Han pasado los años y muchas cosas han alterado en la vida de nuestro joven amigo: el pequeño Timmy. No obstante algo ha continuado incesante durante todos estos años: el canto. Pese a las contrariedades, Timmy ha respetado estrictamente sus sesiones de ensayo y su adiestramiento diafragmático diario y, sin apenas caer en la cuenta, el canto ha pasado a ser algo natural en su vida. Cuando llegamos a esta fase, ya no precisamos poner toda nuestra atención en lo que hacemos. Se podría decir que hemos logrado mecanizar las acciones precisas para cantar apropiadamente. Cantar se ha transformado en un hábito, el proceso de aprendizaje ha terminado y es acá cuando realmente empezamos a gozar del fruto de nuestro esmero.

Y esto ha sido todo por este mes. Espero que os haya resultado útil este artículo y que sigáis atentos a futuras entradas. ¡Os deseo un buen verano a todos y hasta pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *